sábado, 8 de mayo de 2010

La teoría del movimiento

Estuve pensando en las razones por las que se mueven actualmente los seres humanos en la sociedad occidental.
En primer lugar, llegué a la conclusión de que la mayoría realmente no se mueven en absoluto, o lo hace solo de manera aparente. Sobreviven como peces en una pecera. Van de una esquina a otra: casa, trabajo o centro de estudios, casa de nuevo; ocio los fines de semana (bar, discoteca, futbol),... Como los peces, no se dan cuenta de que están encerrados en un espacio limitado. Mientras reciban comida habitualmente y se mantenga la temepratura y la salinidad del agua, no tendrán problemas. Incluso pueden llegar a reproducirse, dando lugar a nuevas generaciones, capaces de vivir sin mayores traumas en la pecera de sus antepasados.


Pero un pequeño porcentaje de seres humanos no son capaces de vivir en esas condiciones. Necesitan algo más.


El problema es que las motivaciones de la mayor parte de este grupo de "insatisfechos" son solamente tres: el dinero, el poder o ambas cosas a la vez. Siguiendo con un símil acuático, serían como los tiburones. Estos animales son depredadores casi perfectos, extremadamente capacitados para cazar y desarrollarse a costa de los demás. Aunque tienen un problema: su fisiología no les permite detenerse nunca, siempre tienen que estar en movimiento, cazando, matando, "desarrollándose"... Cómo ellos, existen seres humanos que siempre parecen estar en movimiento; pero sólo en busca de más. Más poder, más dinero... Y siempre necesitan más.


Finalmente, creo que existe otro pequeño grupo de personas, incapaces de vivir en una pecera, pero sin vocación de tiburones. Les gustaría nadar libres en aguas abiertas, descubrir nuevos mares, océanos más limpios donde criar a su descendencia. Pero también sienten la necesidad de compartir esas experiencias con sus congéneres. Descubrirles que hay otros mundos posibles fuera de los estrechos límites de sus peceras.


Sienten, como todos, la amenaza de los tiburones, pero tienen la esperanza de que unidos en un gran banco de peces libres, podrán liberarse de esos depredadores "en continuo desarrollo".