martes, 11 de mayo de 2010

Los Amos del Mundo

Hoy puede que haya empezado una nueva etapa de mi vida. Es posible que mi visión del mundo comience a cambiar; a hacerse, como decía el filósofo " clara y distinta".
No suelo hacer caso de la publicidad en Internet, pero hace unos días respondí al reclamo de una oferta tentadora y hoy en comenzado a recibir gratuitamente, aunque por tiempo limitado, la revista "The Economist".


Se supone que se trata de una de las publicaciones más prestigiosas del mundo. Espero fervientemente que "se me pegue algo" y se incremente mi prestigio, ¡qué buena falta me hace!


La mayor parte de los gobernantes del planeta están pendientes de las opiniones que esta revista semanal pueda manifestar sobre su gestión. Lo he podido comprobar. En el número que tengo en mis manos, lo mismo se permiten dudar de que el euro siga existiendo de aquí a 10 años, como de las capacidades de los dinkas para gestionar una nueva nación al sur del Sudán.
No están nada de acuerdo con las últimas nacionalizaciones de Evo Morales en Bolivia y dudan de las capacidades del gobierno afgano para hacer frente al terrorismo....


De alguna manera, me da la sensación de ser como la "Hoja parroquial" de los magnates de los negocios y la economía global: "Aquí conviene invertir, aquí mejor no." "Este gobierno no parece muy amistoso..."


Pero, sin duda, lo que me tiene subyugado son los anuncios que incluye:
  • "Explore las oportunidades de negocio derivadas del plan de privatizaciones en Polonia"
  • "Cree su propia compañía en un paraíso fiscal: Protección de la riqueza y banca confidencial"
También son curiosas las ofertas de empleo:
  • "El Banco de Bostwana busca un consejero financiero"
  • "Huya de la rutina: trabaje para el MI6 (Servicio Secreto Británico)"
Bueno, como se suele decir, "que sea para bien". Doy las gracias a quien haya sido el responsable de permitirme acceder a la Verdad que emana del nuevo Olimpo. Allí donde reinan los verdaderos "Amos del Mundo"; aquellos que hacen subir y bajar la Bolsa, los que recomiendan recortes en los gastos sociales y reformas laborales y, sólo "si es necesario", sugieren "cambios de gobierno"...